Estudiar en el extranjero: Tutorial para lograrlo y no morir en el intento


Por: Guillermo Barros, Chief Executive Officer de Nexstep.

Mucho se habla de los beneficios que conlleva para nosotros el hecho de estudiar un postgrado en el extranjero, pero pocas veces nos detenemos a pensar realmente cuáles son las ventajas personales y profesionales a las que podemos acceder al cursar estudios de especialización en otro país.

A continuación, te mostraremos los 5 beneficios más relevantes de estudiar en el extranjero, para que los pongas en la balanza y tomes la mejor decisión para tu futuro.

En primer lugar, el hecho de volver a la sala de clases luego de algunos años de experiencia laboral te permitirá especializarte en tus temas de interés y, por lo tanto, diferenciarte de tus pares. En este sentido, una buena recomendación sería revisar y asistir a un curso online, para ver cómo te sientes con los contenidos y confirmar que la temática es de tu gusto.

Segundo, estudiar en un país cuya lengua nativa es diferente del castellano te permitirá al mismo tiempo perfeccionar un segundo idioma, lo que te servirá no sólo para mantenerte desafiado intelectualmente, sino que también como herramienta útil para acceder a cargos de mayor responsabilidad el día de mañana. ¿Por qué hablamos de perfeccionar un idioma y no aprender uno nuevo? Porque siempre nos exigirán un nivel base para lograr la aceptación en una universidad extranjera.

Conoce las pruebas TOEFL y IELTS  para la admisión a postgrados impartidos en inglés

En tercer lugar, y como consecuencia de los dos puntos anteriores, estudiar en el extranjero nos permitirá lograr un mejor currículum, aumentar nuestra empleabilidad y acceder a cargos mejor remunerados. ¿Cuánto mejora porcentualmente nuestra empleabilidad después de estudiar un postgrado? Según los últimos datos presentados por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), una persona al finalizar sus estudios de máster recibe entre 33% y 55% más de salario que antes. Esto varía según la industria y cada caso en particular. 

Cuarto, el hecho de estudiar en el extranjero nos podría llevar además a conseguir un empleo en el país de destino. Si bien las visas de estudiantes vencen pocos meses después de terminados los estudios de postgrado, muchos optan por permanecer en el extranjero y postulan a distintos puestos para cambiar su visa desde una de estudiante a una de trabajador contratado. Incluso para aquellos que van a estudiar con una Beca Chile, tienen dos años para trabajar en el extranjero desde la fecha de término del Máster o Doctorado.

Y quinto, estudiar en el extranjero te permitirá no sólo adentrarte en una nueva cultura como la del país que elijas como destino, sino que también conocer muchísimas otras culturas de quienes serán tus compañeros de clase. Por lo general, muchas universidades guardan cierto número de cupos para estudiantes de determinados países o continentes, lo que te asegura un curso diverso y multicultural. Vivir las festividades de otros países o religiones son actividades muy frecuentes entre los estudiantes de postgrado. Además, debes sumar que el hecho de estudiar en otro continente te dará acceso a viajes más cortos y pasajes más baratos para conocer nuevos países durante las vacaciones o incluso los fines de semana.

¿Cómo elegir entonces la mejor forma de estudiar en el extranjero según mis intereses?

La oferta de postgrados alrededor del mundo es enorme. Por lo tanto, un buen consejo antes de comenzar la búsqueda y no morir en el intento es hacer un pequeño trabajo de autoconocimiento previo: 

¿Cuáles son los temas profesionales que más me interesan? ¿En qué me quiero especializar? ¿En qué países me gustaría vivir considerando factores como el idioma y el clima? ¿Cuánto tiempo quiero estar afuera?

En Nexstep hemos desarrollado un Recomendador Inteligente de Postgrados, que te brindará una oferta variada y adecuada a tu perfil una vez que hayas completado el formulario. Una vez que hayas revisado las recomendaciones, puedes contratar nuestro servicio de Consultoría Académica. Si todavía no estás seguro, puedes contratar nuestro servicio de Evaluación y Diagnóstico. Nuestras Career Advisors te acompañarán en este proceso de selección de programas.

¿Qué hacer una vez que ya tengo definido el país y la universidad que quiero para estudiar en el extranjero?

Es tiempo de postular. Las universidades extranjeras abren sus procesos de admisión durante los segundos semestres de cada año, aunque es necesario considerar que las fechas pueden variar dependiendo del país. Lo importante es informarse con anticipación y enviar tu postulación a tiempo, ya que así te aseguras de que aún haya cupos disponibles y también le estarás mostrando implícitamente a la universidad que eres un alumno planificado, ordenado y responsable con los tiempos. 

Para concretar tu postulación, por lo general, te exigirán los siguientes documentos:

Documentos académicos: Certificado de título o licenciatura y concentración de notas. Ambos debidamente apostillados y legalizados por el Ministerio de Educación y traducidos (si fuera el caso) por un agente traductor con certificación oficial, como lo es el Ministerio de Relaciones Exteriores. Estos trámites tienen costos y pueden tardar alrededor de un mes, ya que primero deberás solicitar los certificados en tu universidad de pregrado y luego apostillarlos, legalizarlos y traducirlos.

Personal statement: Carta de presentación y motivación personal donde expones tus razones para querer estudiar en el extranjero y tus argumentos para ser aceptado por la universidad de destino.

Research proposal: Muy común en el caso de los programas de Doctorado. Documento donde se expone el tema de investigación que se quiere desarrollar durante el programa de estudio.

Cartas de recomendación: Por lo general se piden dos cartas distintas y un buen consejo es conseguir una académica (de algún profesor o profesora que nos haya hecho clases) y una laboral (un jefe actual o anterior) para tener ambos lados bien cubiertos. Esto puede cambiar según las preferencias de cada universidad.

CV académico: No es el mismo currículum que presentas para buscar trabajo. Aquí es más importante tu experiencia académica que la laboral, recuerda que estás postulando a un postgrado y no a un nuevo empleo.

Otros: Dependiendo del programa y universidad de destino, nos pueden exigir una entrevista personal, ensayos adicionales, un portafolio o reel, u otros documentos extras para acreditar experiencia en alguna área determinada. Conoce nuestro Servicio de Consultoría Académica para postulación a universidades extranjeras.

Luego, una vez que enviaste tu postulación a la o las universidades de tu interés, la respuesta de aceptación o rechazo puede llegar dos o hasta tres meses después, así que calma. La paciencia y el control de ansiedad serán muy importantes durante todo este proceso. Estudiar en el extranjero es quizás la experiencia más enriquecedora de tu vida, nuestro consejo es recorrer el camino junto a profesionales expertos para que puedan guiarte y resolver tus dudas en cada paso.

Durante la espera, un buen tip es comenzar a adentrarte en el mundo de las becas.

Existen distintas becas según los países de destino y los perfiles de cada postulante. Para esto también contamos con un servicio personalizado, donde te ayudaremos a identificar cuáles son las becas y opciones de financiamiento que mejor se adaptan a tu perfil académico y profesional, además de calcular matemáticamente cuáles son tus verdaderas opciones de ganarlas.

Una vez hayas identificado tu beca podrás contratar el servicio de Mentoría Personalizada para preparar tu postulación y aumentar sus chances de adjudicación.

¿Qué pasa si mi perfil no calza con ninguna beca?

Esta es una pregunta muy frecuente y válida a la vez. La verdad es que no todos cumplimos con los requisitos para ser buenos candidatos a una beca, por lo que hacer un buen cálculo sobre la inversión será fundamental. Para esto, lo primero es conocer muy bien cuál es el costo de vida al que estaré expuesto al estudiar en el extranjero.

Este monto varía de país en país y de ciudad en ciudad, y es abordado en detalle durante nuestro servicio de Evaluación y Diagnóstico. Una vez que hayas sumado el valor de tu programa de estudios más el costo de vida, tendrás una idea más clara sobre cuál es el monto final que necesitarás para estudiar en el extranjero y así puedas compararlo con tus ahorros. Si la suma no calza, puedes cotizar las opciones de créditos bancarios especiales para postgrados en el extranjero:

- Banco Chile

- Banco Itaú

- Banco BICE

¿Tienes dudas sobre el proceso completo? Comenta este post y nuestros expertos te ayudarán a resolver todas las preguntas que tengas.